Licenciatura Liceo Oscar Castro: “Nos han negado el discurso generacional ¿Por qué?”

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enoja

La mañana del viernes 22 de noviembre se realizó la licenciatura de cuartos medios del Liceo Óscar Castro de Rancagua. Según cuenta una alumna del liceo, la ceremonia se realizó bajo ninguna solemnidad de parte de las autoridades del establecimiento.

Por lo anterior es que, fuera de todo protocolo, una alumna decidió tomar el micrófono y entregar unas palabras a sus compañeros y apoderados del emblemático Liceo Óscar Castro y Zúñiga (LOCZ). La alumna que intervino, antes de comenzar su discurso, dijo “Me parece terrible que en nuestra despedida, como liceanos, no hay un discurso generacional”.

El discurso

“Compañeros míos, nos han negado el discurso generacional ¿Por qué?, ¿Acaso no nos parece contradictorio el agilizar nuestra ceremonia de despedida bajo una excusa de una sincera preocupación por nuestra seguridad?. Y aun así, ante la reciente toma de nuestro establecimiento, realizar un amplio llamado a alumnos y profesores a asistir a clases, de este modo ¿desestimando nuestro paro estudiantil?»

«¿A quién se le ocurre privarnos del poder de la palabra en un contexto tan contingente como el ahora? Privarnos a nosotros, liceanos poderosos en habladuría y convicción ¿A qué le temen nuestra respetable autoridad?»

“Silvia, tú no eres digna de esa llama”

El discurso también tuvo palabras para la directora del establecimiento Silvia Pozas Raimilla:

Silvia, tú que infravaloras el poder del secundario ten cuidado, porque secundarios fueron lo que este estallido social provocaron, y tu renuncia será lo que prontamente logrará nuestro estudiantado. Porque el liceano tiene fuego en el alma y, Silvia, tú no eres digna de esa llama”.

El chuisco’e vino

“Porque a ti compañero, eufórico te quiero ver gritar ‘El chuisco’e vino’ luego de manifestarte, luego de crear, luego de amar como siempre hemos querido amarnos; democratizando el arte y la felicidad en un país donde la desigualdad no te permite soñar. Porque sí cuesta los ojos de la cara desarrollarse aquí. Pero hay que resistir; todos juntos unidos por esta fuerza inquebrantable. No olvides que el espíritu liceano es un sentir insuperable, que nunca nos permitirá (…) porque somos liceanos como vamos a luchar hoy y siempre.

El video