Trabajadores de la educación municipal de Rancagua suspenden sus labores

A partir de hoy lunes 23 de marzo, el Sindicato de Trabajadores de la Educación Municipal (Sitemu), que representa a los más de 800 asistentes de la educación de Rancagua, han tomado la decisión indeclinable de interrumpir sus labores y hacer abandono de los 36 establecimientos municipales de la Cormun.

Lo anterior, amparados en el artículo 184 Bis del Código del trabajo, debido a la grave situación sanitaria que enfrenta el país con el Coronavirus (Covid-19).

La carta fue enviada a Cesar Ríos Brandt, secretario general de la Corporación Municipal de Rancagua (Cormun) y señala:

«Esta decisión se apega a la situación sanitaria actual que enfrenta el país y el mundo entero, en donde ya no se encuentran dadas las condiciones para la protección de la Vida y Salud de los asistentes de la Educación que representamos detallado en los siguientes puntos:

  1. Los colegios no se encuentran con las medidas sanitarias para enfrentar un posible contagio ya sea en la atención de alumnos o apoderados.
  2. No existen las medidas preventivas que nos permitan desarrollar nuestro trabajo presencial específicamente: Mascarillas, Guantes, alcohol gel, desinfectantes, etc.
  3. El 30% de Nuestros socios son adultos sobre 60 años de edad y otro porcentaje importantes presenta enfermedades crónicas de alto riesgo para la situación actual.
  4. Muchos de nuestros socios no tienen con quien dejar al cuidado de sus hijos durante este tiempo.
  5. Ante el llamado de los expertos de salud de quedarse en casa nuestros socios no pueden cumplir esta norma ya que deben exponerse a largos desplazamientos cruzando la ciudad y corriendo el riesgo de contagiarse.
  6. La semana pasado tuvimos antecedentes de que 3 de nuestros establecimientos tuvieron emergencia sanitaria antes un posible contagio del personal, 2 de ellos están cerrados y en cuarentena.
  7. Los colegios que no han sufrido emergencias sanitarias NO han sido sonetizados, recordar que muchos de estos establecimientos han sido sedes de Vacunación donde circula gran cantidad de personas.
  8. Los asistentes que cumplen funciones de nochero o vigilante NO cuentan con una identificación que al momento de ser fiscalizados para demuestren que son parte del personal del establecimiento, además de desconocer el proceso de obtener el salvoconducto por motivos de toque de queda, muchos de ellos no cuentan con un computador e Internet.

Todas estas razones se suman ante la nula respuesta de nuestras autoridades, las cuales teniendo en sus manos la salud de la nación no hacen más que tomar medidas parches para tratar de mitigar una situación que se asoma a todas luces de una gravedad sin precedentes en nuestro país.

Reiteramos que hacemos llegar esta información a ud. como máxima autoridad administrativa de la Corporación municipal de Rancagua, con motivo de hacer cumplimiento al art.1″84 bis del Código del trabajo, el cual nos garantiza que los trabajadores no podrán sufrir perjuicios o menoscabo alguno derivado de las medidas adoptadas y señaladas en este artículo.

Y solo reanudaremos labores hasta que se garanticen las condiciones seguras y adecuadas para enfrentar la grave situación que pasa nuestro país.»