Profesionales del Hospital de Chimbarongo se capacitan en Odontopediatría

La jornada de actualización en Odontopediatría para Atención Primaria, realizada por profesionales del Servicio de Salud O'Higgins (SSO), tuvo como objetivo ofrecer una visión actualizada de los avances terapéuticos y diagnósticos en patologías odontopediátricas frecuentes. Dirigida a odontólogos, nutricionistas y matronas del Hospital de Chimbarongo, la iniciativa abordó temas cruciales como el manejo de pacientes con necesidades especiales en salud, adaptación a consultas para pacientes de manejo complejo, técnicas de adaptación dental y beneficios de la lactancia materna, entre otros.

La encargada del programa odontológico del Hospital de Chimbarongo, Rosa Pavéz, lideró la gestión de esta jornada multidisciplinaria en respuesta a la necesidad de actualizar el abordaje de pacientes pediátricos y con necesidades especiales en salud. La odontopediatra y asesora del programa odontológico de Atención Primaria, Carolina Flores, destacó la importancia de estas instancias para capacitar a los profesionales en odontología basada en la evidencia y con enfoque multidisciplinario, considerando la pertinencia territorial y cultural de los pacientes.

Carolina Flores, odontopediatra y asesora del programa odontológico de Atención Primaria del SSO, resaltó la relevancia de abordar temas específicos como la adaptación de consultas para pacientes complejos, técnicas de adaptación en atención dental y otros aspectos, ofreciendo alternativas de tratamiento aplicables en la Atención Primaria de Salud (APS). La presencia de Valeria Soto, fonoaudióloga del equipo de Rehabilitación Rural Móvil, aportó al análisis de desórdenes miofuncionales, enriqueciendo el enfoque de la jornada.

Los profesionales del establecimiento de salud expresaron su satisfacción con la iniciativa, destacando la importancia de la actualización constante de conocimientos en base a la experiencia. La odontóloga Rachel Díaz del Hospital de Chimbarongo elogió la presencia de la fonoaudióloga y valoró la jornada como una herramienta fundamental para abordar y prevenir problemas en la población infanto-juvenil, proporcionando a los profesionales las herramientas necesarias para mejorar la calidad de vida de los pacientes.