Crédito: Salud O'Higgins

Red Asistencial de O’Higgins ha resistido el embate climático

En las últimas horas, el frente climático ha causado algunas dificultades en los establecimientos de salud de la Región de O’Higgins, pero la infraestructura hospitalaria se encuentra funcionando mayoritariamente con normalidad, a pesar de problemas específicos, principalmente en los recintos del Secano Costero, por la falta de energía eléctrica y algunos funcionarios que no han podido llegar a cumplir sus labores por el corte de caminos o inundaciones de sus viviendas, siendo la situación más compleja la del Hospital de Lolol que actualmente se encuentra aislado.

Al respecto, la subdirectora de Gestión Asistencial del Servicio de Salud O’Higgins, doctora Alejandra Reyes, indicó que “el aumento de las lluvias generó en las últimas horas complicaciones en nuestra red asistencial, sin embargo, nuestros hospitales y dispositivos de salud han resistido de una manera bastante estoica, aunque hemos tenido aumento de las filtraciones, algunas zonas anegadas y también emergencias en servicios básicos”.

Hospital de Litueche

Detalló que en el caso del Hospital de Litueche “en horas de la noche tuvimos la voladura de los techos, lo cual fue reparado por cuadrillas del Servicio de Salud, pero durante la tarde el aumento de las lluvias generó que se produjeran mayores goteras y filtraciones que han significado tener que suspender algunas actividades propias del hospital como la entrega de medicamentos y el policlínico, sin embargo, se ha mantenido totalmente continuo el funcionamiento del Servicio de Urgencia”.

Hospital de Pichilemu

LA médica Reyes agregó que “En el caso del Hospital de Pichilemu durante la mañana en la madrugada sufrió el corte de luz, pero esto activó inmediatamente el equipo electrógeno de respaldo que tiene una 30 horas de autonomía y existe un grado de preocupación por el equipo, porque la luz no se ha repuesto todavía, sin embargo, eso se está coordinando con los organismos competentes para asegurar la provisión de energía eléctrica en el hospital donde también tuvimos la inundación de un tablero eléctrico, que ocasionó un desperfecto que afectó la suspensión de las bombas de agua que  significó un corte del servicio de agua, lo que fue resuelto realizando conexión a la matriz”.

Hospital de Marchigüe

Con respecto al Hospital de Marchigüe también tuvo su servicio eléctrico suspendido, pero con respaldo de los equipos electrógenos y ya recuperó la normalidad, pero el caso más complejo está en el Hospital de Lolol, que actualmente se encuentra aislado por el corte de caminos hacia Pumanque, Santa Cruz y Paredones “pero hasta el momento tiene continuidad en los servicios de Urgencia y se habían preparado con el stock de medicamento e insumos para enfrentar una emergencia de este tipo”.

SAMU O’Higgins

En el caso de existir un paciente con alguna situación de urgencia que ameritara la derivación a un centro de mayor complejidad, el director de SAMU O’Higgins, Osvaldo Pontigo indicó que en el caso de “pacientes categorizados como C1 o C2, con riesgo vital o secuela funcional grave, se ha establecido una coordinación con el Senapred y la Prefectura Aero Policial de Carabineros, con el objeto de contacto un helicóptero que pueda realizar evacuaciones aeromédicas o en su defecto rescates también de personas que puedan estar aisladas en dicha zona el día de hoy”.

Rescate en Paredones

Hoy se produjo el primer rescate de personas desde una ambulancia de la atención primaria que quedó varada en el sector de Paredones “con un paciente con un cierto grado de compromiso no vital pero sí de cuidado, el cual a través de mecanismos de coordinación con el Senapred y el Cesfam de Paredones, se triangularon las decisiones correspondientes para que el helicóptero de Carabineros pudiera hacer el rescate tanto del paciente y su acompañante, como de la tripulación de la ambulancia quienes fueron derivadas al Hospital de Santa Cruz para ser evaluadas y donde el paciente quedará internado con el objeto cierto de precaver su condición de salud y estabilizarlo en cada uno de sus aspectos hemodinámicos ventilatorios”.

Atención primaria

Con respecto a los dispositivos de Atención Primaria dependientes de los municipios de O'Higgins, podemos informar que existen cinco postas inundadas y una sin acceso. Las Postas de Salud Rural inundadas son Puquillay Bajo en Nancagua, Los Cardos de Peralillo, la Cabaña de Lolol, Ranguil de Lolol y Candelaria en Chépica se encuentran inundadas. En tanto, la posta El Membrillo de Lolol se encuentra sin acceso. La posta Lo Moscoso de Palmilla se encuentra inhabilitada desde el temporal anterior del mes de junio.

En cuanto al resto de los establecimientos de Atención Primaria de O´Higgins podemos mencionar que ciertos recintos han presentado goteras y filtraciones que han sido abordadas por equipos propios y las consultas se han mantenido estables, no evidenciando ningún incremento en la demanda.