Pagina web Rancagua
Spanish Haitian Creole English

Reproductores de música: Un daño auditivo irreparable

El ruido puede dañar la audición de forma permanente e irreversible y lo hace en función de dos factores: la intensidad y el tiempo de exposición. Así lo afirma la fonoaudióloga Gloria Sanguinetti, Analista de Audiología y Calidad de los centros auditivos GAES.

Daño de forma gradual

Gloria agrega que existe un factor de predisposición individual. “El daño se desarrolla en forma gradual con los años. Y no solo puede suceder al escuchar música con auriculares sino al exponerse a la contaminación acústica de tipo ambiental. También es del tipo laboral o por aficiones personales y entretenimiento” resume la experta.

65 decibeles lo recomendado

El nivel de ruido recomendado por la Organización Mundial de la Salud para garantizar la salud es de 65 decibeles. “Con exposición superior a 85 decibelios ya hay riesgo de pérdida auditiva si la exposición es constante. Por encima de los 100 decibeles ya hay riesgo de pérdida inmediata y por encima de los 115 siempre hay daño”, especifica la fonoaudióloga. Añade que una exposición a 80 decibeles por más de ocho horas al día requiere de protección auditiva para no ocasionar lesiones.

Hipoacusia precoz

Para la experta estos factores condicionan que la pérdida auditiva aparezca a edades más tempranas. De tal manera que los jóvenes adelantan estos problemas en unos 20 años. “A los 40 años ya tenemos personas con hipoacusia. Al principio solo afecta a las frecuencias agudas y luego la pérdida se hace más intensa. Con un daño que se hace permanente e irreversible, se pierden las frecuencias medias y bajas llegando a una sordera severa”.  Otra consecuencia son los acúfenos o Tinnitus que consiste en la percepción de ruidos o zumbidos en los oídos que no proceden de ninguna fuente sonora externa. Ad portas a las fiestas patrias y el día mundial de la discapacidad auditiva los centros GAES entregan algunos consejos.

Recomendaciones básicas

  • Si vas a escuchar música con audífonos, que estos sean supra-auriculares, o que tapan el pabellón externo del oído y el no intra canal porque éstos acercan más el sonido al oído medio e interno con una mayor presión.
  • Para evitar lesiones si vas a escuchar música a unos 80 decibeles, la recomendación es una exposición que no sobrepase las 8 horas, por cada 3 decibeles que aumentas debes reducir el tiempo de exposición a la mitad.