Después de 46 años la justicia llegó para Guillermo Torrealba

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enoja

El lunes 30 de septiembre se hizo público el fallo unánime de la Segunda Sala de la Corte Suprema. Esta condenó a Luis Alberto Medina Aldea, un oficial en retiro del Ejército, a 200 días de cárcel por el delito de aplicación de tormentos en contra del ciudadano Guillermo Torrealba Pasten.

¿Cómo fue su detención?

Torrealba Pasten fue detenido por efectivos de Carabineros de la Tenencia de Rosario y de la cuarta comisaría de Rengo el día 15 de septiembre de 1973. Para posteriormente ser ingresado a la Cárcel de Rancagua, donde en calidad de incomunicado fue sometido a interrogatorios y torturas.

Golpes de puño, patadas, golpes con elementos metálicos y descargas eléctricas fueron parte de las continuas torturas recibidas por Torrealba Pasten.

«se está haciendo justicia»

En ese contexto y tras conocer el fallo de la Corte Suprema, Guillermo Torrealba, dijo “después de 46 años de alguna forma se está haciendo justicia. Para mí y para muchos compañeros, que como yo, fuimos víctimas de torturas por luchar por un ideal”.

Aumentar cargos contra Luis Medina

En ese mismo sentido, Torrealba, agregó que “con esto se abre una oportunidad, creo yo, para que otros puedan acceder a una reparación. Y así que se sumen más causas que permitan aumentar cargos contra Luis Medina”.

Flor Pino: «doy gracias a los tribunales de mi país»

Por otra parte la concejala de Rengo y pareja de Guillermo Torrealba, Flor Pino, dijo que “hoy doy gracias a los tribunales de mi país. Porque creyeron en nuestra verdad y no en la del torturador”.

Fue todo muy violento

“La tarde de la detención yo estaba con Guillermo y mi hermana Isabel. Fue todo muy violento, a Guillermo se lo llevaron y nosotras quedamos con arresto domiciliario. En adelante todo en nuestras vidas cambió”, dijo reflexiva Flor Pino.

La sentencia

La sentencia fue dictada por los ministros de la Corte Suprema: Hugo Dolmestch, Carlos Künsemüller, Lamberto Cisternas, Manuel Antonio Valderrama y Jorge Dahm.


Foto referencia