Minvu da luz verde a más de 260 subsidios en la Región de O’Higgins

Con el banco de proyectos de «Hogar mejor» en cero quedó la Región de O’Higgins –y todo Chile- luego de que el ministro de Vivienda y Urbanismo (Minvu), Cristián Monckeberg, firmara las resoluciones que dan el vamos a 263 subsidios de mejoramiento de hogares para dicha zona del país.

“En el Minvu no solo construimos casas. Nuestro objetivo es dar dignidad y calidad de vida a nuestros compatriotas, sobre todo a las miles de familias que necesitan un mayor apoyo del Estado”, partió diciendo Monckeberg.

Ampliar casas, reparar techos

En esa línea, el ministro explicó que “a través de estos subsidios, las familias podrán realizar ampliaciones de sus casas, reparar techos, instalar equipamiento de eficiencia energética o incluso combatir plagas, de acuerdo a lo que hayan postulado”.

«Queremos facilitar las cosas»

“Sin duda estamos pasando por días difíciles con esto del COVID-19 y estas son buenas noticias para quienes ya tienen su vivienda, pero que por diferentes factores no están en las mejores condiciones. En medio de esta emergencia sanitaria estamos trabajando para seguir dando estas buenas noticias. Queremos facilitar las cosas y garantizar que nadie se va quedar sin la posibilidad de postular a nuestros programas”, remató Monckeberg.

¿Qué dijo el seremi del Minvu?

Por su parte, el seremi del Minvu O’Higgins, Francisco Ravanal, se mostró agradecido de la gestión que se realizó desde el nivel central, ya que “esta medida viene a ayudar de gran manera a solucionar los problemas de envejecimiento de las viviendas de nuestra región. Estoy orgulloso de poder decir que por lo menos por ahora no tenemos familias que se encuentran esperando por un mejoramiento y eso es por la preocupación que le ha puesto el Ministro a O’Higgins. Lo que nos permite continuar el mandato del presidente Sebastián Piñera, de poder responderle a todas las familias que requieran de nuestro apoyo”.

Cabe destacar, que el programa «Hogar mejor» del Minvu está destinado a detener el proceso de deterioro de barrios y viviendas, a través de subsidios que permiten mejorar viviendas, condominios sociales y equipamiento comunitario.