Imagen de archivo

Sopnia pide al Minsal incluir nuevo medicamento para el tratamiento de epilepsia en lactantes

Print Friendly, PDF & Email

Hace unos días el grupo Epilepsia de la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia (Sopnia) envió una carta a la ministra de Salud, Ximena Aguilera, solicitándole la incorporación de la Prednisolona al arsenal de tratamiento de epilepsia en nuestro país.

Según los expertos, el síndrome de espasmos epilépticos infantiles (IESS) es un síndrome epiléptico dependiente de la edad, que tiene una incidencia de aproximadamente 1 por 3 mil nacidos vivos. Este es el síndrome de epilepsia infantil más común con una morbilidad y mortalidad significativas, por lo que el inicio oportuno de la terapia de primera línea puede mejorar significativamente el pronóstico del desarrollo psicomotor de los niños y la epilepsia.

La neuróloga infantil y presidenta del Grupo de Epilepsia de Sopnia, Francesca Solari, explica que "la incidencia aproximada de síndrome de IESS es de uno por tres mil recién nacidos vivos y el inicio oportuno de la terapia es importante para mejorar significativamente el pronóstico y el desarrollo de la epilepsia en pacientes futuros".

Agrega que, para los espasmos infantiles, los corticoides son el tratamiento de primera línea, junto con la vigabatrina y, dentro de los corticoides, están la ACTH y la Prednisolona. "La ACTH con la Prednisolona son los que tienen superioridad en el tratamiento. La Vigabatrina tiene su mejor respuesta en los pacientes que son portadores de esclerosis tuberosa y a largo en otras patologías. Cualquier otro medicamento que uno use para el tratamiento del espasmo infantil no tiene más de un 10% de posibilidades de respuesta".

"Esto es muy importante porque si no hay un tratamiento efectivo en los pacientes, o si no logramos el control de los espasmos, esto trae consigo un retraso importante en el desarrollo de los niños más allá de los cuatro años", destaca la especialista.

Prednisolona no está en Chile

El Ministerio de Salud tiene aprobado un protocolo diagnóstico de tratamiento sobre los espasmos infantiles donde se recomienda el uso de ACTH. Esto debido, en principio, a la no disponibilidad de otras terapias corticoidales efectivas como la Prednisolona en Chile. A juicio de los especialistas de Sopnia, la ACTH es un muy buen fármaco, pero tiene varios problemas. "Muchas veces necesitamos hospitalizar al paciente por su seguridad; segundo, el costo es alto y, tercero, la disponibilidad. Este último tiempo ha habido dificultades en la continuidad del tratamiento por problemas de abastecimiento".

Por todos estos motivos, se solicitó al MINSAL incorporar la Prednisolona al protocolo de tratamiento en Chile. "La Prednisolona es un medicamento costo efectivo, es mucho más barato que la ACTH. El problema es que no hay ningún laboratorio que se haya interesado en traerla a Chile y por eso se solicitó la posibilidad al Ministerio de Salud, que a través de la Cenabast, pudiera proporcionar el medicamento mediante el artículo 70, porque la Cenabast debe importar, adquirir, almacenar, distribuir y transportar los medicamentos médicos que sean necesarios para cumplimiento de sus funciones y facultades en cuanto al tratamiento de los niños", explica Francesca Solari.

Por otra parte, de ser aceptada la solicitud, además de la disponibilidad de medicamentos, tendría otros beneficios como un menor costo en el tratamiento para los usuarios y el sistema de salud. Hoy el tratamiento con ACTH cuesta aproximadamente 450 mil pesos versus los aproximadamente 30 mil que costaría la Prednisolona, en valores de referencia.

"Al proporcionar este medicamento a los niños con IESS, el Ministerio de Salud reducirá el costo de los fármacos, de las hospitalizaciones y probablemente mejorará los resultados de los pacientes que padecen de espasmos infantiles", puntualiza la presidenta del grupo Epilepsia de Sopnia.


Quiero recibir un resumen diario de noticias

Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace en el pie de página de nuestros correos electrónicos.