Junta de Vigilancia del Cachapoal Primera Sección capacita a usuarios del río sobre el Monitoreo de Extracciones Efectivas

La Junta de Vigilancia del Río Cachapoal Primera Sección convocó a representantes de organizaciones de usuarios de aguas (OUAs), empresas privadas y públicas, para informar y orientar sobre el manejo y uso del software de transferencia de datos exigidos por el Reglamento de Monitoreo de Extracciones efectivas (MEE) de la Dirección General de Aguas (DGA)

Con la modificación del Código de Aguas el 2018, en el artículo 38 señala que los usuarios de aguas superficiales, individuales u organizaciones (Asociaciones de Canalistas o comunidades de aguas, usuarios industriales y sanitarios) que extraen agua desde un cauce natural, están obligados a cumplir el MEE, que consiste en mantener en línea el caudal retirado con una frecuencia en función al caudal registrado.

Junta de Vigilancia del Cachapoal Primera Sección capacita a usuarios del río sobre el Monitoreo de Extracciones EfectivasEn conjunto con la empresa Ingeniería y Proyectos Ltda., prestadora del servicio de transferencia de datos- y la Junta, se expuso a los asistentes, administradores de las Asociaciones de Canalistas de la Primera Sección del Cachapoal, junto con profesionales de Codelco DET, Essbio, Enel y PHC-, los alcances del software desarrollado para el monitoreo, los beneficios que puede brindar a los usuarios y las acciones que los usuarios deben tomar en la eventualidad de recibir alertas.

“Más allá de la entrega de los datos pertinentes a la DGA, que constituye el objetivo principal del trabajo encomendado, el software también permite extraer otro tipo de información relevante, como son el comportamiento instantáneo, el comportamiento acumulativo y una relación de los volúmenes consuntivos extraídos del río acumulados en el año agrícola para los usuarios de tipo consuntivo en un año agrícola”, explica Robert Hilliard, gerente de la Junta.

Extracción efectiva

El sistema MEE que instauró la Dirección General de Aguas del MOP, permite conocer el estado de las fuentes naturales de aguas y verificar que las extraídas coincidan efectivamente con el derecho de aprovechamiento de agua otorgado.

Roberto Rojas, informático a cargo de la captura de datos para la Junta de Vigilancia, explicó que “Nosotros actuamos como centro de datos. Nuestra función es recepcionar todos los datos capturados de los sensores que poseen cada OUAs y las empresas y transmitirla a la DGA mediante un protocolo que valida los registros que estamos entregando “.

A su vez la DGA que también posee sensores instalados en el río le permiten comparar los datos que se entregan con los que registran los sensores del organismo, y así contrastar la información.

“Basta con que el fiscalizador vaya a la obra y con el código QR y verifica el dato, el objetivo es que se entregue información veraz a la DGA”, precisó Rojas.

Para facilitar la comprensión de los datos, se presentan a los usuarios a través de un sistema de relojes y gráficos diseñados especialmente para su visualización en dispositivos móviles o computadoras, que dan cuenta de los niveles de caudal y la cantidad de agua a los que tiene derecho el usuario el día de su lectura y el volumen acumulado retirado a esa fecha.

La puesta en marcha

Para el gerente de la Junta de Vigilancia, Robert Hilliard, “No ha sido un proceso fácil, es mucha la información que se debe procesar y de muy diversos orígenes, y que debe recibir la DGA. En esta etapa inicial, hay usuarios que no conocen o no comprenden el sistema, por lo que quisimos hacer este taller, para que todos los usuarios conozcan el funcionamiento, planteen sus dudas, o para hacer consultas sobre el nuevo sistema”.

La implementación del sistema fue decidida por la Asamblea Ordinaria de la Junta de Vigilancia del 2021, para sumarse al mandato. En este sentido, Hilliard dijo que “al parecer, somos pocos los que estamos implementándolo, y que, como Junta de Vigilancia, estamos informando en conjunto a la DGA.

El nuevo sistema

La implementación del MEE comenzó a partir de 2021 con la publicación del Reglamento de Monitoreo de Extracciones Efectivas y los plazos de instalación comenzaron desde marzo de 2021.

Cabe recordar que este sistema se definió en enero de 2021, con una resolución que establece las condiciones técnicas para el sistema de medición, de transmisión, mantención y falla de los sistemas, niveles de exigencia según los caudales otorgados (pequeño, menor, medio y mayor) y plazos para inscribir la obra en el sistema y luego para comenzar a transmitir la información.