Pagina web Rancagua
Spanish Haitian Creole English

Policía de Investigaciones cierra campaña “No compres medicamentos por ahí”

Durante los dos últimos meses, la Policía de Investigaciones ha desarrollado en redes sociales una campaña que busca evitar la compra de fármacos en lugares que no cuentan con autorización para expender este tipo de productos, especialmente a través de internet y/o ferias libres.

La compra de medicamentos de manera irregular constituye una serie de peligros asociados a la posibilidad de ingerir o administrar un fármaco que puede estar manipulado, mal rotulado, adulterado o que incluso no es está apto para el consumo, lo que conlleva un grave peligro para la salud, al no contar, en la mayoría de los casos, con los requisitos mínimos para su almacenamiento y conservación, así como tampoco control sobre su verdadera composición y sus efectos.

De acuerdo al Código Penal, la venta ilegal de medicamentos constituye un delito y, por lo tanto, sanciona con penas que contemplan el presidio menor en sus grados medio a máximo y multas de seis a cincuenta unidades tributarias mensuales a quienes fabriquen o expendan “cualquier tipo de sustancias medicinales deterioradas o adulteradas en su especie, cantidad, calidad o proporciones, de modo que sean peligrosas para la salud por su nocividad o por el menoscabo de sus propiedades curativas”.

Para investigar este tipo de hechos, la PDI cuenta brigadas especializadas en el análisis de aquellos delitos, las cuales trabajan en la identificación de los puntos en donde se desarrolla este comercio informal, teniendo en consideración: Proveedores, distribuidores, lugares de venta y peligros para la salud.

Conforme a las cifras que maneja a la policía civil a nivel nacional, durante el primer semestre del año 2022 se han realizado incautaciones en torno a 700 mil medicamentos. En ese sentido, el jefe de la Brigada Investigadora de delitos económicos Rancagua, subprefecto Álex Zúñiga señaló que “en nuestra región hemos desarrollado procedimientos que, en total, han logrado sacar de circulación más de 130 mil medicamentos que estaban siendo vendidos en comercios informales. Retirar de las calles estos productos significa un importante aporte a la salud pública, ya que en la mayoría de los casos se desconoce el origen de los mismos y si la cadena de suministro cumple con las características para su conservación”.

Desde la PDI señalaron que, a pesar del término de la campaña “No compres medicamentos por ahí”, mantendrán sus esfuerzos y compromiso para disminuir el comercio informal de medicamentos.