Pagina web Rancagua
Spanish Haitian Creole English

"Chile crece contigo" del Hospital de Rengo recibe donación en caso de pérdida gestacional

Sufrir una pérdida de un hijo o hija durante el embarazo, en el parto o en sus primeras semanas de vida, es una pérdida irreparable y muy dolorosa, para los padres, donde cualquier ayuda es bienvenida, entregando consuelo para enfrentar el duelo. Bajo este contexto y pensando en otorgar una digna sepultura, el programa "Chile crece contigo" del Hospital de Rengo, recibió una bella donación por parte de las hermanas Dorcas de la Iglesia Evangélica Pentecostal, la Casa del Alfarero de Rengo, quienes confeccionaron con sus propias manos, trajes de distintas medidas para los angelitos que lamentablemente no pudieron seguir con vida y a la vez, obsequiaron artículos de bebés como ropa y pañales para familias carentes de recursos.

Al respecto, el director del Hospital Ricardo Valenzuela Sáez, Dr. Enrique Moraga Fernández, indicó que “agradecemos a las hermanas Dorcas de la Iglesia Evangélica Pentecostal, la Casa del Alfarero de Rengo, por tan bella donación tejida por sus propias manos, que brindará a las madres y padres que enfrentan una dolorosa pérdida de su amado hijo o hija, una sepultura digna donde se puedan vestir a los pequeños con los trajes confeccionados con dedicación y amor”.

En este sentido, la Matrona encargada del Programa Chile Crece Contigo del Hospital de Rengo, Constanza Bustamante señaló que “agradecemos la ayuda solidaria por parte de las Dorcas de la Iglesia Evangélica Pentecostal la Casa del Alfarero de Rengo, ya que es un gran apoyo, porque valida el trabajo que realizamos, tanto con los recién nacidos como en las pérdidas gestacionales, brindando más dignidad a los bebés que fallecen y apoyo a las familias que están pasando por este doloroso proceso”.

Sobre la donación solidaria, la Asistente Social del Programa Chile Crece Contigo del Hospital de Rengo, Constanza Alviña expresó “es un gran regalo que contiene trajes para bebés de distintas etapas gestacionales, que fueron elaborados con mucho amor y cariño por parte de la Iglesia Evangélica, a la vez enviaron distintos artículos de bebés para familias que lo necesiten, como ropa y pañales”.

“La donación, se divide para dos poblaciones específicas con las cuales trabajamos como Programa; la primera son las pérdidas gestacionales que tienen nuestras pacientes, a quienes entregamos la mejor atención, lo que de cierta forma va a fortalecer nuestro trabajo y va a brindar mayor humanidad a los cuerpecitos de los bebés que fallecen en las guatitas de sus mamás, para que se puedan ir de una manera más digna, la segunda son para los bebés que nacen y están carentes de sus recursos básicos como ropa o pañales”, destacó la Psicóloga del Programa Chile Crece Contigo del Hospital de Rengo, Yoconda Ramirez.