Mes de la minería: Salineros y estudiantes de Cáhuil visitan Sewell

Como una experiencia “única e inolvidable” fue descrito por la directora de la escuela de Cáhuil, Leila Reyes, el viaje a Sewell. En él participaron estudiantes y docentes, en el marco de la celebración del Mes de la Minería.

Los estudiantes de octavo y séptimo básico de este colegio de la comuna de Pichilemu, vivieron la experiencia de visitar la Cordillera de Los Andes. Además de conocer la “ciudad de las escaleras”, junto a una delegación de la “Cooperativa Campesina de Salineros de Cáhuil, Barranca y La Villa”.

Relación cerana

El seremi de Minería, Manuel Cuadra, comentó que “la relación que existe con los mineros no metálicos de la zona costera es cercana. Esto porque trabajamos en conjunto la entrega de beneficios que tiene este Ministerio para mejorar la productividad y seguridad en sus faenas».

«es difícil acceder a este tipo de actividades»

Leila Reyes sostuvo que “como establecimiento, nos gustaría repetir esta oportunidad con otros estudiantes. Porque en cuanto a recursos, es difícil acceder a este tipo de actividades. Este viaje ha sido maravilloso, es una vivencia completamente nueva para nuestros estudiantes, son actividades a las cuales no tienen acceso permanentemente. Quedaron maravillados con el mundo de la minería del cobre. Estamos agradecidos del seremi de Minería, del gerente de División El Teniente y todos quienes colaboraron en traernos a conocer este maravilloso e histórico lugar”.

La tecnología primero en Sewell

Valentina Morales, de octavo básico, dijo que “fue muy genial porque conocimos otra parte de la historia, de los minerales. Pudimos conocer cómo toda la tecnología llegaba primero a Sewell y después al resto del país. Fue largo el viaje pero fue todo maravilloso y muy cómodo”.

«está todo igual que en esa época»

Para Florencia Palacios el viaje también fue largo, “pero fue una bonita experiencia. Vimos cómo era todo antes, hace mucho tiempo y lo increíble es que está todo igual que en esa época. Fue genial eso. De todo lo que vi, lo que más me gusto fue ver cómo eran las casas por dentro”.

Una experiencia significativa

La profesora Mirta Cabezas comentó que “fue una experiencia realmente bonita y significativa. Era primera vez que los niños viajaban a la cordillera. Nosotros vivimos en la costa, por lo tanto para ellos fue algo nuevo e increíble. Ver el paisaje también fue impactante, por la altura y por la explicación que nos iban dando en el tour. Estaban todos muy felices y aprendieron, porque todo lo que vimos en Sewell lo habíamos visto a través de los libros. Entonces lograron relacionar lo que nosotros les explicamos en clases”.