Graneros decreta suspensión de clases y les da una mano a los transportistas escolares

No hay dudas que uno los segmentos más afectados, no solo por la pandemia del COVID-19, sino también por el estallido social, es el mundo académico en todos sus niveles de enseñanza. La interrupción de las clases durante el último trimestre del año 2019, se suma a la suspensión aún indefinida este 2020, hechos que generaron un empobrecimiento de todas las personas que viven entorno a la educación en Chile, especialmente de aquellos que tienen la responsabilidad de transportar a los niños y llevarlos desde sus hogares hasta el respectivo establecimiento.

¿Qué dijo el alcalde de Graneros?

En ese escenario de crisis económica, la Municipalidad de Graneros y el alcalde Claudio Segovia, decidieron tender la mano y ayudar al gremio tan alicaído por estos días. “Con lo poco que tenemos, siempre estamos dispuestos a respaldar a todos los vecinos del pueblo. Sabemos que los transportistas están en un momento complejo, por eso contratamos sus servicios y nos están ayudando a repartir las canastas familiares y la comida que provee la Junaeb. De este modo, nosotros cumplimos con nuestra obligación social y ellos reúnen un poco de dinero que los ayude a paliar en parte sus necesidades”, comentó el alcalde.

10 días de descanso para los estudiantes

Tal como ya lo han anunciado algunos municipios en el país, Graneros y sus autoridades, determinaron que los colegios y liceos municipales, tengan 10 días de descanso (entre el 20 y el 30 de julio).

“Creo son necesarias por el nivel de estrés al que estamos sometidos todos, incluso los estudiantes, que han debido lidiar con procesos desconocidos. Y en la misma línea y tal como ya lo he venido señalando, en nuestra comuna las clases presenciales para lo que resta del año están descartadas. Como autoridad no expondré a la comunidad educativa frente a un virus mortal y aún sin cura”, manifestó el alcalde Segovia.